Presentación de «Los instrumentos musicales»

Ayer, 29 de mayo, en uno de los edificios más privilegiados y suntuosos de Madrid, el modernista Palacio Longoria, sede de la SGAE, se presentó en sociedad el libro “Los instrumentos musicales: música en el tiempo”, de Alessandro Pierozzi, publicado por Alianza Editorial en su colección de Música. Concretamente, el acto se desarrolló en uno de los espacios más distinguidos de la sede, la sala Manuel de Falla, a la que se accede tras franquear la bellísima escalinata central de formas curvas, rematada por una claraboya multicolor, muy de los casinos y palacetes de la época. A ese enclave tan señorial y artístico nos asomamos en la tarde de ayer.

Pues bien, a pesar de tratarse de una guía completa y exhaustiva de más de cuatrocientas páginas, es decir, de un verdadero manual de referencia sobre los instrumentos musicales, –lo que para los ajenos a la materia podría suponer cierta barrera a la hora de acercarse al libro–, la presentación consiguió, no obstante, despertar todo el interés por su lectura. Llevada de forma muy amena por la periodista Ana García Lozano y con los comentarios sabrosos y divertidos del maestro y director de orquesta Juan de Udaeta, quien también prologa la obra, sirvió para hacer un recorrido veloz, pero suficientemente sustancioso, por las principales contribuciones del autor en un campo que, como él mismo dijo, daría para escribir miles y miles de páginas. De ese modo, Alessando Pierozzi desgranó los motivos que le llevaron a escribirlo, el enfoque que siempre quiso darle y algunas de sus principales dificultades a la hora de redactarlo.

Entre las motivaciones, se halla, sin duda, su pasión por la música, heredada de sus padres y abuelos, quienes tocaban instrumentos en casa desde que él tiene recuerdo y que lo empujaron a estudiar piano ya desde bien pequeño. El encargo de escribir el libro le llegaría mucho más tarde, y de forma casual, gracias a la figura de Javier Alfaya, director de la revista Scherzo y de la colección de Alianza Música, tristemente desaparecido hace pocos meses, para quien el autor tuvo un sentido recuerdo. Comentó luego Alessandro cuáles habían sido sus criterios y su proceder en el momento de abordar la escritura. Siempre desde el rigor documental, consultando, tanto en la Biblioteca Nacional como en otras bibliotecas musicales especializadas, cientos y cientos de fuentes impresas en diversos en idiomas. Esta tarea, la de estructurar, sintetizar y verter de forma amable tal pléyade de contenidos fue el principal reto (y escollo) a que hubo de enfrentarse, según confiesa.

Pero la música llamaba a olvidarse un tanto de las palabras en el declinar de la tarde, y más con un piano Steinway de mudo testigo de la presentación… La velada concluyó con la interpretación de un impromptu de Schubert por la pianista Carmen Díez Quesada, quien fuera maestra del autor en el Conservatorio. Con esa aura musical y con el libro en las manos, nos dispersamos por la fresca noche madrileña. A falta de una lectura más detenida, quizá la gran aportación de Alessandro haya sido la de abordar de forma placentera, didáctica, si bien rigurosa en todo momento, una temática que, aun siendo apasionante, puede desbordar al lector, ya sea entendido o lego ella. ¡Enhorabuena maestro!

Para más información acerca del libro en Aianza Editorial.

Acerca del autor: admin_JBRA

Tiene un comentario to “Presentación de «Los instrumentos musicales»”

Puedes deja un comentario o Trackback esta entrada.

  1. Gracias - el mayo 31, 2018 a las 1:14 pm Respuesta

    Preciosa crónica. Gracias a Juan Bautista!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.